Share

Canfranc

Home/Canfranc / Canfranc
Canfranc
23. Oktober 2016
by
in

Con las palabras "No hay Pirineos", inauguró el rey Alfonso XIII de España en el año 1928, después de 70 años de planificación y construcción, un enlace ferroviario entre París y Madrid cruzando los Pirineos Centrales. La reliquia más importante que nos queda es la estación fronteriza en Canfranc, a la que llegaban los viajeros procedentes de Francia después de pasar el túnel de Somport de 7.875 metros de longitud. El edificio de la estación, que se erige tras la puerta sur con una altura de 600 metros, ha sido promocionado en la publicidad turística como "más grande que el Titanic!" Estilísticamente es una mezcla entre clasicismo y art nouveau. Como el gobierno español se opuso a ajustar el ancho de vía a las normas europeas era necesario un cambio laborioso de trenes para pasajeros y mercancías en Canfranc. Pronto la ruta dejó de ser rentable y después de sólo ocho años y con motivo de la Guerra Civil española el Túnel de Somport fue clausurado. Después de una reapertura Canfranc vivió una breve pero impresionante historia. Por esta línea férrea se transportó al Reich alemán el mineral de tungsteno importante para la fabricación de armas. A cambio, llegaban hasta 90 toneladas de oro como pago a España. Más tarde, el túnel sirvió como una ruta de escape, primero para perseguidos políticos judíos que huían de los nazis como Marc Chagall y Max Ernst - más tarde también para los propios nazis que huían a América del Sur. En 1970 al descarrilarse del lado francés un tren cargado al máximo derrumbando un puente ferroviario, Canfranc se convirtió en una estación fantasma.

Canfranc // Text

Keine Kommentare on This Post

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.